UN EQUIPO CON U NA AFICIÓN DE 10

OSSO DE CINCA

A la hora de hablar con el entrenador del Osso de Cinca, Raúl Altabás, sobre su equipo, el míster ha destacado la combinación de veteranía y juventud en la plantilla pero sobre todo a la afición. “La afición es un plus que hay que agradecer porque nos apoya en todo momento. Ha habido partidos con más de 150 personas y si no en todos, en muchos desplazamientos hay más seguidores nuestros que del conjunto local. Yo he estado muchos años en esta categoría y nunca había visto nada igual”.

Es precisamente por esa afición fiel por la que directivos, entrenador y jugadores siempre quieren dar lo mejor en cada jornada. Raúl se incorporó este verano a un proyecto que nacía solo un año antes y lo hacía tras entrenar durante varias temporadas al Peñalba y fue su amistad con el presidente lo que le hizo subirse a este barco. “Me pareció un proyecto interesante donde al principio estábamos entrenando treinta personas pero por temas de trabajo, estudios o situaciones familiares tuvimos que ir descartando. Ahora se ha creado un bloque con la base del año anterior y nuevos jugadores que poco a poco han logrado complementarse muy bien. Es una mezcla de veteranos curtidos en cientos de partidos de regional y chavales jóvenes que están aprendiendo mucho de ellos”.

En los primeros compases de la pretemporada, todo fue un camino de rosas. Su objetivo “mejorar respecto al año anterior y estar por la mitad de la tabla” parece que se va a cumplir sin problemas en una liga que incluso les ha dado licencia para soñar. “Hubo jornadas en las que estábamos muy cerca de la cabeza pero luego por falta de jugadores no hemos podido seguir ese ritmo. De todos modos estamos muy contentos. Al principio nos costó adaptarnos y poco a poco fuimos a más. Ahora quedan tres partidos y vamos a luchar por ganarlo todo. El equipo ha demostrado de lo que es capaz”.

Deja un comentario