PEÑALBA–1–2–SENA

Peñalba: Buil, González, Chaib, Daniel Ezquerra, Alejandro Gros, Rubén Ezquerra, Royo, Sergio Ezquerra, Gracia, Pavón y y Beye.

Sena: Ernesto, Cerezuela (Andrei, 89), Arnillas, Covaci (Sierra, 74), Tisaire, Almerge, Faure, Palacín (Diop 85), Suelves (Stefan, 87), Abadías (Biel, 57) y Rais.

Goles: 0-1, minuto 16: Abadías; 1-1, minuto 29: Gracia (penalti); 1-2, minuto 58: Cerezuela.

Árbitro: Víctor Alcobe. Roja a Chaib del Peñalba en el 26 y amarillas a Abadías, Tisaire, Faure, Covaci, Suelves y Stefan por el Sena.

Peñalba.- Partido aguerrido en el estadio de La Balsa que debido a las innumerables bajas del equipo local hizo que el mismo lo realizará sin jugadores de refresco cosa que no hizo que se perdiera en ningún momento la cara al partido y eso que en el minuto 16 se adelantaría el equipo visitante a balón parado y 5 minutos después una expulsión local pusiera todo de cara para el equipo visitante tras el penalti y expulsión de Chaib del equipo local, pero tras una gran parada del portero local Guillén Buil en el penalti dio alas a los locales que pese a la inferioridad numérica reaccionaron rápidamente para que llegará el ansiado gol de penalti cometido tras un desborde y posterior derribo al delantero local y materializado por el jugador Rubén Gracia tras un gran latigazo a la escuadra izquierda haciendo imposible la gran estirada del portero visitante todo esto en el minuto 29. Desde aquí hasta el final de la primera parte numerosas ocasiones por parte del equipo local que se desaprovecharon incomprensiblemente que sumado al cansancio de la inferioridad numérica se pagarían en la segunda parte del encuentro.
Comenzaría la misma y Sena leería bien el partido a través del control del juego gracias a un juego combinativo desde la línea defensiva cierto es que sin ocasiones de gol pero frenando la oleada ofensiva sufrida al final de la primera parte por parte del equipo local, hasta que un balón suelto en la banda izquierda sería aprovechado por el equipo visitante para poner el resultado definitivo 1-2. Desde aquí hasta el final del encuentro el equipo local pese a la inferioridad numérica más por raza que por juego debido al cansancio de los bravos jugadores tuvieron un par de buenas ocasiones desbaratadas por el arquero visitante que le harían convertirse en uno de los jugadores más destacados del encuentro y sería gran participe de que el partido concluyera con el comentado anteriormente 1-2 final.
La afición despediría con una gran ovación pese a la derrota al equipo local y con ganas de animar la siguiente batalla del equipo como es de costumbre por su parte

Deja un comentario