LA HORA DE LA VERDAD

Han pasado muchos meses de competición y casi todo está sin decidir. Solo el Graus tiene asegurado su ascenso a Primera logrando una temporada casi perfecta y ascendiendo matemáticamente mucho antes de lo previsto. Pero solo eso. El resto de puestos están todavía por decidir cuando solo faltan 90 minutos para el final de la liga.

En el grupo 2.1 cuatro equipos se juegan el ascenso directo y los dos puestos de ‘play-off’ en una jornada en la que puede pasar cualquier cosa y en la que todos dependen de sí mismos ya que hay un duelo directo entre el Ayerbe (3º clasificado) y el líder Almudévar B. Los otros dos equipos con opciones son La Fueva y San Jorge. En el grupo 2.2, por su parte, son también cuatro los equipos con opciones, en este caso para dos puesto de liga de ascenso y de nuevo un duelo directo en este caso entre segundo y tercer clasificado (Santalecina y Sena) hace que la emoción sea total puesto a que sus perseguidores Lalueza y Albalate pueden sacar petróleo de ese partido ya que un empate y un triunfo de sus perseguidores dejaría a estos últimos clasificados. El Lalueza también depende de sí mismo ya que le valdría la victoria mientras que Albalate debe esperar que dos de los tres equipos que le preceden no sumen los tres puntos.

La emoción está asegura en una campeonato en el que la rivalidad ha sido el principal protagonista. Poder ganar o poder perder ante cualquier ha sido la máxima de una liga a la que solo le quedan unos coletazos. Al final, este domingo un equipo tocará la gloria de la Primera Regional, cuatro la satisfacción de contar con otra oportunidad y tres sentirán el orgullo de haber estado ‘vivos’ hasta el final. ¿Qué más se le puede pedir al fútbol regional?